gallos al cantar

Los famosos gallos al cantar: 5 consejos para evitarlos al máximo

En el escenario, uno de los mayores preocupaciones puede ser es que se nos escape un gallo al cantar. Desentonar en directo puede ocurrir, nadie será ni el primero ni el último y hasta los más grandes pueden haber tenido algún episodio de estas características. Eso sí, siempre de forma muy excepcional. Por este motivo, hay que seguir unas pautas en nuestra carrera profesional para dar de lado estas situaciones que tan mala pasada pueden jugar.

Como todo en la vida, como en cualquier profesión, cuanto mayor es la preparación, la constancia, el equilibrio y la concentración, mejores serán los resultados. Se trata de mimar nuestra voz, cuidarla como realmente se merece y practicar, siempre, con técnicas vocales que busquen nuestra naturalidad, nuestros registros y tonalidad más real, para evitar así, cualquier alteración. De no ser así, los famosos gallos, si son repetidos pueden indicar que se está forzando la voz o no hay un buen control detrás.

Con técnicas vocales adecuadas, y en manos de un buen vocal coach, , los gallos al cantar se pueden mantener bajo control y minimizar este riesgo al máximo de nuestras posibilidades. En todo caso, hay una serie de pautas que deben tenerse en cuenta en el día al día de cada profesional.

 5 consejos para evitar al máximo los gallos al cantar:

  1. Periodicidad y constancia:
    A base de ensayos se liman dificultades y se perfecciona. Un camino donde la práctica y la constancia son esenciales. Si saber cantar bien, es que conocer a fondo cuáles son los tonos a los que puedes llegar, y has ido desarrollando una alta capacidad de control y equilibrio. Es el camino hacia una voz natural, que se proyecta sin dificultad y en la que se nota que hay mucho trabajo detrás, tenacidad y perseverancia.
  2. Practicar el canto:
    La práctica es la antesala de una buena actuación. Controlando el tono la voz al máximo y sabiendo mantenerla, conociéndola bien, es más fácil evitar cualquier gallo.
  3. Ensayar con ejercicios de técnica vocal:
    El método I.V.A. es un buena liado que te ayudará a modelar de forma natural las cuerdas vocales. Una forma de practicar acorde a nuestra capacidad, que respeta cada tonalidad y hace alcanzar lo mejor de nuestra propias capacidades.
  4. Prepárate antes de actuar. Haz calentamiento:
    Refresca y ponte a punto. Antes de salir, haz calentamientos previos de la voz. Una forma de dar los últimos ajustes con subidas y bajadas de los tonos. También puedes tomar un poco de agua para mantener la garganta húmeda, en su mejor estado. Otra forma de evitar aquellos gallos que se deben a la sequedad.
  5. Apóyate en vocal coach expertos:
    La ayuda de los profesionales es, en muchas ocasiones, esencial. Un vocal coach certificado con técnicas cualificadas como I.V.A. serán de gran ayuda para tu voz. Experiencia, conocimiento y ejercicios acorde a nuestro registro serán la mejor forma de progresar de manera natural y equilibrada para evitar así problemas como los posibles gallos.

“Los gallos al cantar son una de las mayores preocupaciones de los profesionales”

 

Publicado en Noticias y etiquetado , , , , , .